Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

A la muerte de un gato

Perdón por los momentos en que no expreso nada
mi rostro es un escudo de Edad Media
no por la dureza de su hierro
sino por su inquebrantable manera de parecer congelado en el tiempo.

Disculpa los malentendidos en mi cara
donde un asombro es serio y la alegría ni se nota
ya lo sé
pero felicidad no es alegría
y lo triste nunca es pena.

Lo siento por regalar mis expresiones
una vez, de rato en rato,
por pensar en un plan de nosotros
rara vez,
como a la muerte de un gato.