Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Muriendo en el río

Imagen
Bajo el sol inquebrantable y las nubes de algodón
me hallo solitario y taciturno, perplejo ante mis heridas
y un poco temeroso de estar flotando en el mando caudal del río.
La corriente me transporta y ya casi no siento la humedad. Poco es
de lo que me acuerdo y de mucho es que me arrepiento.
En mi mente evoco cosas bellas, lindas, tristes, malas, fuertes,
placenteras. Ya nadie me tiene presente, y sigo río abajo, con la corriente.
Poco o nada es lo que me resalta, mis ojos hacen brotar lágrimas 
púrpura que se pierden con el fango y la sangre se me va con el agua.
Mis sueños encayaron en lo más leve de mi conmoción, cual si fueran
barcos de papel con ancla de terciopelo.
Mis miembros están sólidos y mis ojos sólo miran el cielo, donde serà mi última parada (espero)
y sigo río abajo, con la corriente.
De pronto siento frío por toneladas, y mi cuerpo sin reaccionar.
Oyo las campanas que los otros no escucharon y el sol me da
en la cara cuando empieza a llover. Un par de peces pasan por mi lado
sin siq…

Historia de Alejandro Magno

Imagen
Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:
1.- Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los propios médicos de la época.
2.- Que los tesoros que había conquistado (plata, oro y piedra preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.
3.- Que sus manos quedaran balanceándose en el aire fuera del ataúd, y a la vista de todos.
Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones.
Alejandro explicó:
1.- Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos no tienen ante la muerte el poder de curar.
2.- Quiero que el suelo se cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.
3.- Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y las manos vacías partimos.


***
EL TIEMPO es el regalo más preciado que tenemo…

Poema CCS

Imagen
Pues si para recobrar lo recobrado
tuve que haber perdido lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado.


Si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.


Porque después de todo he comprendido
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.


Porque después de todo he comprendido
que lo que tiene el árbol de florido
vive de lo que tiene sepultado.


Carlos Cuauhtémoc-Los ojos de mi princesa. 

El amor según corintos

Imagen
"El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidias; el amor no es jactansioso, no se envanece, no hace
nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, sino que se goza la verdad.
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."

1 Corintios 13, 4-7

Al hijo que se fue en mis sueños...

Imagen
Aún recuerdo el movimiento de las hojas de aquel árbol viejo donde solias posar tus manos limpias. aún recuerdo la sonrisa que esbozabas al ver el agua que brotaba de la tina y los juguetes escondidos luego de tirarlos y las sombras que encontrabas luego de esconderme los días de lluvia iluminados por tus ojos y un pañal mojado en media madrugada un llanto lejano ocho veces cada día y veinte gritos cada noche... "y así fuiste creciendo, día a día, cada día, noche a noche, un poco más".
Los primeros pasos tambaleantes me llenaron de emoción mezclado con algo de nerviosismo. Tus caminos fueron largos, dependientes de mis manos, y si te alcanzaba el fatigo el bus entre mis brazos te llevaba. Una lonchera, insignia, cuaderno y lápiz me advirtieron que ya eras algo más que antes. "y así fuiste creciendo, día a día, cada día, noche a noche un poco más"

La primera despedida fue en la puerta de esa escuela. Ni una lágrima soltaste y te dije: "ya me voy", me dijiste: "no te vayas…

Epístola a los poetas que vendrán

Imagen
Tal vez los poetas pregunten por qué
no celebramos la gracia de las muchachas.
Tal vez mañana los poetas pregunten
por qué nuestros poemas eran largas avenidas
por donde venía la ardiente cólera.

Yo respondo:
Por todas partes olíamos el llanto,
por todas nos sitiaba un muro
de olas negras.
¿Iba a ser la poesía
una solitaria columna de rocío?
Tenia que ser un relámpago perpétuo.

Mientras alguien padezca
la rosa no podrá ser bella;
Mientras alguien mire el pan con envidia
el trigo no podrá dormir;
Mientras llueva sobre el pecho de los mendigos,
mi corazón no sonreirá.




OJO: No es de mi auitoría

Vuelve a empezar

Imagen
aunque sientas el cansancio,
aunque el triunfo te abandone,
aunque un error te lastime,
aunque un negocio se quiebre,
aunque una traición te hiera,
aunque una ilusión se apague,
aunque el dolor queme tus ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la ingratitud sea la paga,
aunque la incomprensión corte tu risa,
aunque todo parezca nada...
Vuelve a empezar.

Cecilia Precioso

Y yo me iré...

Imagen
Y yo me iré...y se quedarán los pájaros cantado. Y se quedará mi huerto con su verde árbol y con su pozo blanco.
Todas las tardes el cielo será azul y pálido, y tocarán como esta tarde están tocando las campanas del campanario.
Se morirán aquellos que me amaron y el pueblo se hará nuevo cada año; y en el rincón de mi huerto florido y
encalado mi espíritu errará nostálgico...
Y yo me iré...y estaré solo. Sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y pálido,
y se quedarán los pájaros cantando.

Juan Ramón Jiménez

La tarde

Imagen
Qué triste se pone la terde
cuando el sol se pone y la lluvia nace;
cuando el cielo se sonrroja y el viento quema;
cuando todo acaba y luego vuelve a empezar.


Qué pena que siento
cuando las gotas que caen entibian mi frente
en vez de enfriarla,
busco calma pero el calor queda,
busco alejarme un medio segundo y  
la pena se aferra. 


Qué abzurdo sentir es el que tengo,
qué poco servible hoy me siento,
n yo sé por qué mi vida se apaga
ni nadie entiende mis letras con falta.


Qué estéril presiento el cuchillo
aquel que daña con el pensamiento;
pues sí: la memoria es como un cuchillo
y muchas veces logra abrir una profunda
herida de vez en cuando.


Y el silencio me dice que me quede
y el viento me grita que me voy;
yo nunca hice mal a nadie
y siempre fui el buen perdedor.


Y la tarde que me hace escribir
y el cielo que me hace pensar,
se aleja segundo a segundo
para al fin ahogarse en el mar.


¡Qué triste se pone la tarde
cuando no hay nadie a quién amar!

Por: Renzo Videira, escrito el 13 de febrero de 2009

Fue ilusión

Imagen
Mientras paso imaginando
qué sería si te hablara
miro al cielo reflejar
el color de tu mirada.


Siento un frío caminando
en mis labios y jamás
vi tan lejos la distancia
que hoy nos logra separar.


Mas si dos veces te he visto
y me has mirado sólo una
me pregunto si soñando
nadaría en tu laguna.


Y hoy mis párpados quemados
aún extrañan tu silueta
y a pesar de ya haber hablado
no sabemos cómo hablar.


El reloj marca la hora
y no puedo esperar más
corro y salgo hacia tu vista
pero tú, no me miras más.


By: Renzo Videira.

¿Tú qué me das?

Imagen
No seas egoísta con tu mundo, tu hogar....


-El 20% de los hombres consume más del 80% de los recuersos del planeta. -Los gastos militares mundiales son 12 veces más altos que la ayuda para el desarrollo. -5000 personas mueren diariamente a causa del agua insalubre. -Mil millones de personas padecen hambre. -Más del 50 % de los cereales comercializados en el mundo se utilizan en el mundo como alimento para animales y agrocombustibles. -El 40% de las tierras cultivables están degradadas. -1000 millones de hombres no tienen acceso al agua potable. -13 millones de hectáreas de bosques desaparecen anualmente. -Tres cuartos de los recursos pesqueros estan agotados, en decadencia o al borde de estarlo. -1 de cada 4 mamiferos, un ave de cada 8, 1anfibio de cada 3  está en peligro de extinción. -Las especies se exinguen a un ritmo 1000 veces superior que el  ritmo natural. -La temperatura media en los últimos 15 años ha sido la mas alta que jamas se haya registrado. -La banquisa ha perdido el 40% de su espesor e…

La dama de la estación

Imagen
Cuando la oscuridad llegaba
e invadía la estación
el silencio provocaba
miedo, espanto y perdición.


Los faroles se encendían
la noche nunca paró,
y entonces aparecía
la dama de la estación.


Llevaba un vestido negro
tanto como su dolor,
y sus ojos denotaban
miedo espanto y perdición.


Ella no miraba a nadie
el sonido de su alma enmudeció,
y poco a poco el duro tiempo
le cambiaba la expresión.


Hasta que no brille la luna
hasta que no domine el cielo el sol
ella no se iría nunca
y nunca ví lo que pasó.


Su respiro daba poco alivio
y lloraba al pensar en sus anhelos,
su mirada se quedaba en el vacío
perdida en sus recuerdos.


Me inspiraba miedo con tristeza
me intrigaba verla allí,
parecía en vida muerta
sin saber que sí era así.


Jamás pude preguntarle
de su espera la razón,
y sólo yo podía ver 
a la dama de la estación.


By: Renzo Videira.

Y DIOS LLORÓ...

Imagen
Una famosa periodista había entrevistado a los personajes más famosos del mundo: artistas, políticos, escritores, inventores e ingenieros. Le apasionaba la vida de aquellos que más habían influído en su comunidad o naciones. Y su pregunta más categórica era aquella que enfrentaba a estos personajes con sus propias obras. Un día de camino a su oficina le dijo a su redactor que siempre había soñado entrevistar al mismo Dios y hacerle la gran pregunta de su vida, la cual estaría relacionada con su obra máxima: El hombre. De repente se vió envuelta por una gran luz en medio de un torbellino. -Para, me dijo. ¿Así que quieres entrevistarme? -Bueno, le contesté, si es que tienes tiempo... Se sonrió por entre la barba y dijo: -Mi tiempo se llama eternidad y alcanza para todo. ¿Qué pregunta quieres hacerme? -Ninguna nueva ni difícil para ti: ¿qué comentario te merece el hombre a quien creaste a tu imagen y semejanza? Un poco entristecido, Dios me respondió:
-Que se aburren de ser niños por la prisa de c…