Respuesta


Te digo amor, que no tengo mucho que decir acerca del sol
esas son cuestiones del universo que aun no conozco
pero que poco a poco he llegado a ver
en cada amanecer
en el sonrojar de tu rostro
en las venitas del blanco de tus ojos
y hasta el anochecer.

Te digo amor que sí, el sol debe esconderse cuando llegue la noche
luego de perder su batalla de mediodía
donde me pones siendo canto, siendo aroma
siendo también sombra
siendo tú poesía
siendo así y me tomas
por loco viendo pasar las horas que traía
y que me aprisionan.

Te digo amor, que en el verano uno de despoja
y en el invierno se acurruca en los brazos del otro
que no es malo echar de menos
pero poco a poco darse por completo
así el invierno duele menos
así el verano se sigue sintiendo en la misma intensidad.

El mar no se secará de amor, se inundará
los riós no aparecerán porque no llorarás
no habrán nubes en tu cielo, todo se esparcirá
y las piedras del camino y del pasillo, solas se alejarán.

No necesitamos paraguas
ni puntos finales para los puntos suspensivos
los pasos de la arena serán siempre
de caminar nuestra mejor manera
y te digo amor, cuando amanece sí tendrá derecho a asomarse por mi ventana
sin temor a pedir nada, nada más que nosotros naciendo
siendo sombra, siendo canto, siendo aroma
en esta tierra.

Entradas populares de este blog

CLASES DE GUITARRA en VILLA MARÍA DEL TRIUNFO

Historia de Alejandro Magno